¿Cómo saber si una joya es ley 925?

Sin dudas, la plata es un metal noble muy apetecido en el mundo de la orfebrería...

Sin dudas, la plata es un metal noble muy apetecido en el mundo de la orfebrería, ya que al igual que el oro, posee características que hacen que una joya de este material dure para toda la vida, sin la necesidad de realizar mayores mantenimientos más que limpiezas ocasionales y todo esto a un valor mucho más asequible.

Pero ante la gran demanda de joyas de plata y la abundancia de productos en el mercado, sumado a las diversas aleaciones de este metal, resulta complejo identificar a simple vista la plata de ley, esterlina o también llamada plata 925, por lo que a veces puede resultar fácil caer en fraudes.

Es por esto que en Misjoyas.cl te entregamos algunos secretos para que aprendas a distinguir entre una joya de plata de una de fantasía.

Tal como hemos explicado anteriormente, en el mundo de la orfebrería es imposible trabajar con plata con 100% de pureza, debido a que se trata de un material muy maleable, lo que hace complejo realizar diseños que se mantengan en el tiempo.

Por lo anterior es que para la confección de joyas se utiliza una aleación de plata con otro metal, para otorgar mayor dureza y durabilidad.

La más utilizada en la joyería es la plata 925, la cual quiere decir que contiene un 92.5% de plata y un 7.5% de cobre. Otra aleación muy utilizada es la plata 950 que por su parte quiere decir que contiene un 95% de plata y 5% de aleación, la cual resulta un poco más blanda que la anteriormente descrita.

Pero volviendo a la plata de ley 925, esta es la más utilizada en la orfebrería, ya que presenta una mayor dureza, lo que la vuelve ideal para la confección de anillos o pulseras, ya que esta aleación la hace más resistente a los golpes sin perder su forma y diseño original.







¿Cómo saber cuándo una joya es de plata 925?

El primer consejo que te podemos ofrecer, quizás es el más simple de todos: compra siempre en tiendas establecidas y especializadas en este tipo de joyería.

En Mis Joyas, te garantizamos que ofrecemos única y exclusivamente joyas confeccionadas de plata de ley 925 y 950, y además descartamos la presencia de níquel en todos los artículos que componen nuestro extenso catálogo, que puedes revisar en www.misjoyas.cl.

Pero también existen otras formas -muy simples- de saber si una joya es efectivamente de plata 925.

Por muy obvio que parezca, el precio siempre es un indicador de su autenticidad, ya que se trata de un metal precioso, que dura para toda la vida, por lo que su precio nunca es muy bajo, hay un precio por gramo o por pieza que no es absurdo, como lo puede ser el de una joya de fantasía o plata baja (ejemplo plata 800, “alpaca” u otras).

Si das una vuelta por el mercado, podrás encontrar artículos de bisutería, los cuales pueden tener un aspecto muy parecido a la plata, lo que por momentos te podría hacer dudar, pero recuerda: Si su precio es considerablemente más bajo, probablemente no sea de plata 925.

La prueba del imán es otra de las técnicas más conocidas para identificar la autenticidad de una joya de plata. Tal como hemos explicado en anteriores publicaciones, por sus cualidades, este metal precioso por sí solo no posee magnetismo.

Sin embargo, debido a sus cualidades, es imposible utilizar la plata en estado puro para confeccionar joyas, ya que es muy maleable y blanda. De esta manera se debe realizar una aleación con otros metales, como el cobre, siempre en un porcentaje muy bajo (92.5% plata y  7.5% aleación de otros metales) sin embargo, es importante destacar que pese a esta aleación, las joyas de plata 925 siempre presentarán una muy baja imantación.

Por lo que, si haces esta prueba con un imán sobre un artículo que a simple vista parece ser de plata fina, pero se adhiere con facilidad al imán, significa que no es plata 925, ya que posee una cantidad de metal superior a los estándares para ser considerado de dicha numeración.

Por último, ¿sabías que puedes identificar cuando se trata de una joya de fantasía por el olor? Así es, porque por sí sola la plata y sus aleaciones 925 y 950 no poseen aroma específico, a diferencia de aquellas aleaciones donde se utiliza una mayor cantidad de otros materiales.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si una joya está confeccionada con otros metales o posee una menor concentración de plata, los artículos en cuestión adquirirán un característico olor metálico, muy similar al de las monedas.

Bonus: Otra manera muy efectiva de saber cuándo una joya es de plata 925 o no, es con el uso de ácido nítrico. Para esta prueba sólo necesitas poner una gota del ácido sobre la joya que quieres poner a prueba. Si se trata de plata 925, no le pasará absolutamente nada. Por el contrario, si no se trata de este metal noble, dejará una marca en el objeto.

Este tip quizás requiere un poco más de complejidad que los anteriormente descritos, puesto que necesitas de un espacio ventilado, medidas de precaución como guantes y mascarillas. Ideal que este procedimiento lo realice un orfebre especializado ya que el ácido puede ser dañino para su salud.


 

Compartir

Whatsapp