Despachamos a todas las Comunas en Cuarentena Ver más

8 consejos claves de finanzas para emprendedores

Te damos los tips más importantes para tener éxito

Tener un emprendimiento no es nada fácil, en especial en los tiempos tumultuosos que vivimos, pero muchos casos de éxito en nuestro país demuestran que sí es posible lograr el sueño de ser tu propio jefe.

En Misjoyas.cl siempre nos hemos enfocado en ayudar a microempresarias y microempresarios que quieren aumentar sus ingresos con alguna actividad adicional, ofreciéndoles los precios más convenientes en joyas de plata al por mayor de Chile.

Nuestros bajos valores les permiten revender las piezas al menos al doble, obteniendo como mínimo un 100% de ganancia, lo que es clave para explicar el gran éxito que suelen tener los emprendimientos en joyas de plata.

Este rubro también tiene otras ventajas que lo convierten en una inversión ideal para comenzar un negocio propio, como el hecho de que se puede iniciar con muy poco dinero (en Misjoyas.cl.cl puedes comprar al por mayor desde los $50.000); las joyas suelen ser accesorios deseados por la mayoría de las personas, sobre todo mujeres; son ideales para ofrecer como regalo; y se pueden comercializar fácilmente por redes sociales, entre muchos otros beneficios.

No obstante, como en toda empresa, puede existir el riesgo de fallar si cometemos el error de ser desorganizados con las finanzas. Aprender a manejar nuestro dinero puede determinar la supervivencia a largo plazo de nuestro negocio. Para ayudarte en este tema, aquí te entregamos los consejos básicos que deberías conocer si eres un nuevo emprendedor.

1. Abre una cuenta separada para tus negocios

Si vas a iniciar un negocio en serio, también debes tomarte sus finanzas en serio. Por lo tanto, deberías comenzar creando una cuenta separada que sea exclusivamente para manejar el dinero de tu tienda.

No es buena idea mezclar ese efectivo con el de tus gastos personales porque puede ser muy fácil que te confundas y uses más de la cuenta, o te ‘tientes’ y lo ocupes en otras cosas, reduciendo el capital que tendrás disponible para invertir a futuro.

 

2. Siempre debes tener dinero para invertir

No puedes vender joyas si no tienes ninguna que ofrecer, ¿verdad? Cuando se trata de tener un negocio propio, es vital contar siempre con un fondo de dinero que puedas usar para comprar productos.

En el caso de las joyas de plata, es importante que cuentes con un catálogo variado de piezas que ofrecer a tus clientes y que lo vayas renovando con frecuencia para mantener su interés, así que siempre necesitarás dinero para invertir en nuevos productos.

 

3. No te gastes las ganancias

Cuando comenzamos a recibir el dinero de las ventas, podemos vernos tentados a usarlo en gastos personales. ¡No lo hagas! Ese es un error que cometen muchos al empezar y que amenazará la existencia de tu emprendimiento a largo plazo.

Para que un emprendimiento crezca, es necesario que vayas aumentando constantemente la cantidad que inviertes en expandir tu catálogo de productos. Gran parte del dinero que ganas con las ventas deberías destinarlo a reinvertir en nuevas piezas.


4. Ponte un sueldo

En línea con lo anterior, un modo de evitar gastarte todas las ganancias en cosas personales es establecer un ‘sueldo’ fijo: define un porcentaje del dinero que destinarás para ti mes a mes y que el resto vaya para inversión. Y es que es también deberías premiarte tras todo el trabajo duro que harás.

Puede que al principio tu ‘salario’ sea pequeño, pero a medida que crezca tu emprendimiento, dicha cifra también aumentará.

 

5. Monitorea todos los gastos

Para saber cuánto desembolsas en tu emprendimiento y, en consecuencia, cuánta será tu ganancia real a futuro, es necesario que registres todos los gastos que realizas, y cuando decimos todos, ¡es TODOS!

No importa cuán pequeño te parezca un gasto, es importante que estés plenamente consciente de cuánto cuesta mantener tu negocio. Aunque las etiquetas te cuesten $1.000, también debes tomarlo en cuenta. De lo contrario, nunca sabrás tu ganancia real.

 

6. Enfócate en generar dinero

Cuando tienes un emprendimiento, tu meta principal siempre debe ser generar dinero. Al tener ese objetivo claro, comenzarás a darte cuenta de que hay ciertos gastos que puedes disminuir o eliminar, lo que ayudará a aumentar tus ganancias.

Al empezar a vender joyas de plata, no necesitas mandar a hacer empaques y etiquetas personalizadas, todo lo cual puede resultar muy costoso. Ese lujo puedes dártelo más adelante, cuando ya tengas una cartera de clientes fijos. Por ahora, escoge una opción elegante y barata, que te permita ahorrar en costos.

 

7. El tiempo es dinero

Esta famosa frase es muy cierta: si quieres que tu negocio tenga éxito, tienes que dedicarle la mayor parte del tiempo libre que tengas. Cada hora que desperdicies, es una hora perdida en la que podrías estar generando dinero.

Para organizar mejor tu tiempo, escoge entre una agenda en papel o una app en tu celular, dependiendo del método que te parezca más cómodo y rápido, y crea cada semana un horario fijo, donde destines horas a las diferentes tareas que implica llevar una tienda: actualizar redes sociales, difundir tus productos, responder mensajes, captar clientes, empacar la mercancía, etc.

 

8. Fija metas mensuales

Un escenario ideal es que tu negocio crezca un poco cada semana. Para ayudarte a lograrlo, puedes fijarte metas mensuales, de forma que sepas por cuál objetivo estás trabajando.

Dichas metas deberían ser realistas, para que puedas cumplirlas sin inconvenientes en 30 o 31 días. Y no te desmotives si no las alcanzas: al menos te servirán para analizar en qué fallaste y evitar cometer el mismo error al mes siguiente.

Compartir

Whatsapp